“QUERIDOS REYES MAGOS”

Era todavía muy pequeña cuando dejé de escribir la carta a los Reyes Magos, pues en seguida hice propio el dolor de quien no tiene nada y me sentí egoísta al recibir cada año los regalos que otros no pueden disfrutar. Esta vez, sin embargo, me animo a ordenar estas torpes letras de agradecimiento por haberme sido otorgada la gracia de estar hoy más cerca de ellos, los favoritos de Dios.

Por un momento olvidé durante la pasada noche del 5 de enero que el día siguiente amanecería envuelto en papeles de colores, con grandes lazos y etiquetas. Parecía increíble, pero esa tarde alcanzaría la estrella que desde hacía tiempo, brújula en mano señalando a Dios, buscaba para responder a su Amor.

 

Las lágrimas de los que bien me quieren habían estado brotando durante las fiestas navideñas y continuaron hasta el mismo momento de entrar en la iglesia del monasterio para celebrar la ceremonia de ingreso. Aunque asustada, yo, sin embargo, estaba contenta. Pero entonces se invirtieron los roles: era yo quien lloraba a escasos minutos de comenzar la ceremonia y ellos sonreían; los nervios, la emoción y miles de preguntas pudieron conmigo.

En seguida sentí en mi madre la fuerza que el Espíritu Santo le infundió cuando más lo necesitaba. Y es que el Señor dispuso a las mejores personas para acompañarnos en tan difícil como bello momento. Además, el recuerdo de un abrazo telefónico, la imagen del candil que me guía desde hace años y el todo va a ir bien de última hora me mantuvieron firme en mi posición.

La tormenta, de pronto, amainó en el momento en que abracé a mi familia y me dirigí al altar, donde el padre Israel me tendió sonriente la mano. Tras su bendición, atravesé la reja. Seguía asustada, pero todo se calmó con el cálido abrazo de la Madre priora, Sor Montserrat, y la alegría y la emoción de la comunidad. Todo estaba bien.

“Orar es perder gratuitamente tu tiempo ante Él”, recordé. Y yo ya estaba dentro, dispuesta a contemplar y dar lo contemplado; a estudiar, a predicar. A hacer posible la comunicación del mensaje de salvación de los hombres. No hay cámaras ni micrófonos por medio, pero tenemos el instrumento más potente de la creación, el motor del mundo: la oración.

Siento que la vida fue un ensayo hasta ahora, hasta ese mismo 6 de enero en que comencé a andar por el camino que el Señor pensó para mí a saber cuándo, siendo todo misterio. Y entender que Él está en mí y todo lo vivido ha sido por su causa hace que mirar atrás ya no duela.

Recuerdo feliz, pese al miedo, el momento en que atravesé la reja. Me llena de gozo mirar la cruz que recibí en ese instante y saberme parte de la gran familia dominicana, de la Orden de la verdad, por la que todo dejó de ser mentira. Y de la belleza del verso sin fin que es el silencio; orante, pausado, que alegra y estremece, que habla y escucha.

Si esto fuera mi carta a los Reyes Magos, no os pediría, como aquella vez, que acabéis con el hambre en el mundo porque sé –ahora sé– que no está al alcance de vuestras manos. Os pido, por favor, que sonriáis, que me sostengáis, que no me dejéis. Y, sobre todo, que recéis por mí. Las noches son largas y oscuras a veces, “pero una sola cosa es necesaria”, tal y como nos recordó el sacerdote.

Gracias a todos los que me acompañan en esta aventura, a los presentes en la ceremonia y a los que caminan conmigo desde la distancia, entre las flechas amarillas que un día señalaron este lugar.

Un abrazo enorme para cada uno,

 

Eva María.


Escribir comentario

Comentarios: 15
  • #1

    Juan Miguel (martes, 12 enero 2016 20:54)

    Eva Maria: Desde este otro lado del oceano hay alguien que reza por ti y tu vocacion.
    Juan Miguel

  • #2

    Lucila Samaniego (martes, 12 enero 2016 23:15)

    Eva Maria desde Ecuador S.A. Las Hnas Dominicas de la Inmaculada os acompanan.
    El correo eficaz es la oracion ,estamos dispuestas a acompanaros desde ya .Que el unico Tesoro que buscamos es el mismo Dios.Felicidades a todas las Hnas de Sta Maria la Real.Hnas;Matilde,Ines ,Maruja y Dominique( Lucila)

  • #3

    Sor Monserrat (martes, 12 enero 2016 23:20)

    Niña no me conoces pero conozco a Sor Monserrat estás en buenas manos. Animo y gracias por tu vocación religiosa ofrezco mis oraciones para ti y tu vocación (fr. Lucio Vargas OP

  • #4

    Claro que rezaré por ti. (miércoles, 13 enero 2016 00:38)

    Dios puso en mi vida durante una linda etapa a una bella persona que siempre formó, forma y formará parte de ti.

    Y así fue cómo te conocí sin haberte conocido.

    Tu signo es ayudar.

    Seguiré rezando por tu mástil y por ti.

    No dejes de escribir.

    Gracias.

    Un abrazo.

  • #5

    Sor Isabel Mª Gutiérrez OP (miércoles, 13 enero 2016 17:25)

    Queridas Hermanas ¡QUE GOZO! sabéis que lo comparto de corazón, las demás hermanas también, soy su portavoz. Eva Mª SIEMPRE ADELANTE Dios no se deja ganar en generosidad. Recibid el cariño de sor Isabel Mª y vuestras hermanas de La Laguna

  • #6

    María Marta (miércoles, 13 enero 2016 23:06)

    El Señor está contigo y los que te amamos también.
    Sigue siendo feliz.
    Un abrazo que no sabe de distancias.

  • #7

    Nati Baldominos (jueves, 14 enero 2016 00:36)

    Enhorabuena a toda la iglesia y en especial a la comunidad del monasterio de Santa María la Real por la bendición que Dios nos ha concedido a través de la entrega generosa de Eva. Mis oraciones para con todos.

  • #8

    El ruido que te despierta en la mañana (jueves, 14 enero 2016 08:56)

    "Las noches son largas y oscuras a veces" y da lo mismo que estés dentro o fuera porque siempre hay variedad en la vida

    Más largas y oscuras son las noches y los días sí, además, no sabes donde has de estar, donde ir o que hacer y aunque pasen los días y no te des cuenta, o a lo peor encima si lo ves, pasa el tiempo y no VIVES.

    Esperemos que a partir de ahora, que ya averiguaste donde acaba el camino de losas/flechas amarillas, espermos, que haya menos noches tenebrosas y, aunque apareceran nubes que quieran oscurecer la luz de la Luna que brilla bajo los pies de la Madre y confundirte, sabes que siempre podrás vencer, con la ayuda de EL, que quiso se rodearan las cosas y asi entrar en tan maravillos día, y así presentartte en adoración al Niño y ofrecerte con todos los regalos que la vida y El te han dado.

    Muchos besos y cariño de los que estamos fuera y siempre te acompañaremos

    P.D.: Espero que no sea esta la única entrada /oración/ regalo / ..., con que se comunica esa gran familia con el exterior a través de ti .

  • #9

    Mihaela Rodriguez (jueves, 14 enero 2016 16:46)

    Eva María , me llamo Mihaela y yo también soy postulante. Este es ya mi 4 mes.
    Me alegro mucho de tu vocación y me ha emocionado mucho tu texto , porque yo también sentí esas emociones , porque emprendes un camino nuevo , dificil , pero lleno de amor y alegría , me alegro de compartir contigo estos momentos , lejos pero juntas en en este nuevo camino. Cuenta con mis oraciones , un abrazo .
    Mihaela , postulante de las hermanas dominicas de La Laguna , Tenerife.

  • #10

    ANGEL SANCHEZ TOLEDANO (jueves, 14 enero 2016 17:10)

    Sabes que estarás presente en nuestras oraciones

  • #11

    Isabel (domingo, 17 enero 2016 22:26)

    Gracias por compartir esa hermosa experiencia de primer paso. El Señor no se cansa de ser misericordioso con su Iglesia y nos ha regalado tu vocación. Cada día pediré por ti.

  • #12

    Pilar Muñoz (lunes, 18 enero 2016 23:06)

    Aunque con retraso quiero darte las gracias a ti Eva Maria, tu carta me ha hecho sentir la emoción que solo nos producen las cosas verdaderamente importantes. Has elegido muy bien el camino dando respuesta a la mejor llamada. Pido para ti que mantengas siempre esa actitud de nobleza y entrega en tu vida, mis oraciones te acompañarán siempre. Un abrazo.

  • #13

    maria estella (martes, 26 enero 2016 22:32)

    Preciosas y emotivas palabras, Eva. Me ha gustado mucho poder leerlas gracias a esa gran persona que tú mencionas y que es tu madre. Sé feliz y reza por nosotros como nosotros lo haremos por ti. Un beso de todo corazón.

  • #14

    Valle (sábado, 30 enero 2016 20:50)

    Camina tranquila, entrar en la rejas es te er la oportunidad de entrar en plena comunión con el Señor... Espero que te enamores cada día y que reces por los que desde el otro lado de la reja contemplamos a Señor de otra manera, pero, siempre en comunión fraterna con vosotras. Que el Señor te bendiga, te sostenga y te mime.
    Valle Montes Torres

  • #15

    ... (miércoles, 11 enero 2017 18:46)

    Sor Eva María, un año ya !, Dios te siga bendiciendo.